“Feminismos europeos, 1700-1950. Una historia política”, de Karen Offen

OFFEN, Karen. Feminismos europeos, 1700-1950. Una historia política. Tres Cantos (Madrid): Akal, 2015.

Son muchos los autores que defienden una lectura de la historia mucho más crítica que sea capaz de sacar del olvido todos aquellos planteamientos y sujetos que han sido abandonados en cajones oscuros, permitiendo de este modo una reescritura de la misma con un carácter más objetivo. En este campo, una de las luchas más invisibles es la feminista que, poco a poco, está siendo rescatada gracias a libros como este y el empeño de muchas autoras

La obra es la traducción de la publicación European Feminisms, 1700-1950. A Political History que salió a la luz en el 2000. La autora, la historiadora y académica independiente Karen Offen, está afiliada al Instituto de Investigación de Género Michelle R. Clayman de la Universidad de Stanford. En el libro nos encontramos una descripción de aquellos movimientos políticos, sociales, culturales, que tuvieron gran repercusión en el feminismo desde el siglo XVIII hasta la primera mitad del siglo XX. Para ello, la autora no se centra en un determinado país o región, sino que introduce al lector en las diferentes problemáticas que surgieron en distintos Estados europeos a lo largo de esos, aproximadamente, doscientos cincuenta años. Aun así, Offen tomará Francia como el punto central de la exposición al entender que todos los movimientos giran en torno al pensamiento surgido en este país.

Para llevar a cabo este objetivo, la autora divide el libro en tres partes que se corresponden, respectivamente, con el siglo XVIII, el XIX y el XX. A su vez, cada una de estas partes se subdivide en diferentes apartados con diversos puntos que profundizan en distintos aspectos dependiendo de la cuestión que esté tratando en ese lugar la autora. Antes de exponer estos tres grandes bloques, Offen hace una gran introducción acerca de qué se puede entender por el término ‘feminismo’ –llegando a introducir su propia concepción (pp. 55 y ss.)– y todo lo que éste supone a la hora de enfrentarnos a la realidad. Específicamente, la historiadora pretende con este concepto superar el olvido y recuperar el pasado desde una nueva perspectiva que saque a la luz todo aquello que ha sido enterrado por una tradición históricamente hegemónica y patriarcal.

Una vez expuesta esta introducción mucho más minuciosa sobre feminismo, la autora comienza propiamente a exponer cada una de las épocas históricas a través de las tres partes recogidas bajo el título de: “Parte I. El siglo XVIII”, “Parte II. El siglo XIX, 1815-1914”, “Parte III. El siglo XX”. Las ideas que se recogen a lo largo de estos tres grandes apartados exponen aquellos movimientos que lucharon por la emancipación de las mujeres a lo largo de la historia en ámbitos tan diversos como la política, la educación o la esfera privada, entre otros. Asimismo, frente a todas esas reivindicaciones, la autora muestra cómo existieron otros impulsos contrarrevolucionarios que se oponían al avance de la emancipación de la mujer. Se puede ver, entonces, que a lo largo de la historia ha habido una lucha de fuerzas entre dominados y dominadores, tal como recogió Foucault, que la autora saca a la luz.

En el primer apartado, Offen muestra cómo los primeros pasos del feminismo europeo comienzan mucho antes de que se produjera la Revolución Francesa. Además, la historiadora, más que centrarse propiamente en esa tradición ilustrada que recorre todo el siglo XVIII, rescata aquellas voces, tanto femeninas como masculinas, que reivindicaban la cuestión femenina hasta el punto de que algunas de ellas comenzaron a utilizar el término ‘género’. Algunos de los temas que se recogen en estas primeras páginas siguen tan vigentes en la actualidad como lo fueron en la época. Nos encontramos, por ejemplo, con la crítica al matrimonio bajo el dominio eclesiástico o la reivindicación de una mejor remuneración en los trabajos realizados por las mujeres y el acceso de éstas a los asuntos públicos; sin embargo, fueron muchos los opositores a estas medidas tal como se menciona en la obra.

En el segundo apartado, que recorre todo el siglo XIX y principios del XX, la autora nos muestra cómo en esta época se empiezan a establecer las fronteras entre la esfera pública y la esfera privada al mismo tiempo que hay una mayor alfabetización y educación de la mujer. Sin embargo, a los problemas que se recogían en esa primera época, y que siguen estando ahí, se les añade otros nuevos como el reconocimiento del trabajo doméstico, la lucha por el derecho a trabajar fuera de casa, la reducción de horas de trabajo y mejora de las condiciones en las que se lleva a cabo, la lucha por el voto, así como el apoyo a las madres a través de la despenalización del aborto y el infanticidio. Asimismo, recoge el surgimiento de nuevos movimientos tanto nacionales como internacionales, que posibilitaron un mayor número de revoluciones feministas y, al mismo tiempo, el nacimiento de nuevas contrarrevoluciones.

En la última parte, nos encontramos los planteamientos de los movimientos feministas en relación con la I y la II Guerra Mundial. Ante una época bélica, Offen describe cómo las feministas se encontraron con un dilema, a saber: seguir defendiendo el pacifismo o alardear del entusiasmo patriótico y nacional. En estas páginas se puede ver el papel de la mujer dentro de regímenes políticos como el fascista o el nacionalsocialista a la vez que se muestran los logros obtenidos en relación al voto en países como Inglaterra o Suecia. También nos encontramos con el papel fundamental que desarrollaron las distintas asociaciones internacionales y las posturas que florecieron en torno a las polémicas que comenzaron a surgir en torno a aquellos movimientos que empezaron a defender un humanismo amplio frente a la defensa, propiamente, del feminismo.

Por último, y una vez expuestas estas tres partes, la autora realiza un epílogo donde plantea numerosas cuestiones que surgieron después de la finalización de la II Guerra Mundial y que aún llegan hasta nuestros días como son las referentes al Estado de Bienestar.

Todo aquel que quiera introducirse o conocer más de cerca los movimientos feministas que se han dado a lo largo del tiempo tiene ante sí una obra que se lo permitirá. Offen, a través de un lenguaje claro y preciso que se basa en numerosas fuentes, rescata del olvido muchas de las luchas que permitieron una emancipación paulatina, y cada vez mayor, de las mujeres dentro de un sistema hegemónico y patriarcal. A su vez, el lector, a lo largo de la obra, puede descubrir algunos de los nombres más ilustres de ese conflicto como son: Hubertine Anclert, considerada por sí misma como la primera feminista; Laura Bassi, una de las primeras mujeres en acceder a la universidad; Mary Wollstonecraft y su obra Vindicación de los derechos de la mujer; Jeanne Deroin o la española Emilia Pardo Bazán, entre otras.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s