Somos productos de las reformas educativas

El Gobierno quiere jóvenes preparados, que estudien y se formen en España para después trabajar aquí, insiste constantemente en la creación de empleo, en la cantidad de oportunidades que nos ofrecen y en los beneficios de los que disfrutaremos quedándonos. Sin embargo, la realidad es otra complemente distinta. Cada vez más, la conocida como “fuga de cerebros” invade nuestra realidad, pero ¿por qué?

En comparación con los demás países de la UE, España está a la cola de las listas en cuanto a la educación. Experimentamos una reforma educativa cada legislatura o incluso cada menos, continuamente nos enfrentamos a debates sobre la forma de enseñar, los deberes, los horarios, los uniformes, los libros o los precios que hay que pagar para recibir una enseñanza básica. Muchos de nosotros nos preguntamos, ¿sería tan disparatado pensar en una comisión de educación formada por dirigentes de todos los partidos para acabar con tanto vaivén?

Además, los alumnos comienzan los cursos más decisivos de su vida (como, por ejemplo, segundo de bachillerato) sin saber qué tendrán que hacer después para poder continuar su vida académica. Es el caso que vivimos ahora: a menos de tres meses de las pruebas de acceso a la universidad, los alumnos acaban de conocer qué deberán hacer. ¿Es esto justo? En mi opinión, no. Los futuros profesionales del país no dispondrán del mismo tiempo que tuvimos los demás para preparar estos exámenes tan importantes y decisivos.

Quizá por todos estos motivos llega nuestra desmotivación. Parece que juegan con nosotros, con nuestras decisiones y con nuestro futuro. Quieren alumnos preparados, pero son conscientes de que las facilidades que ofrecen no son las más adecuadas para ello, aunque prefieren ignorarlo. Considero que los Gobiernos deberían ofrecer siempre oportunidades para todos aquellos que realmente quieren formarse en  lo que les gusta. Muchas veces hemos oído que los presupuestos para becas son muy reducidos. ¿Y los gastos ridículos que se hacen en otros aspectos? ¿No sería mejor invertir en la educación de los jóvenes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s