Filosofía mundana: la Verdad en la literatura

A menudo se suele tachar a la filosofía de ser una rama del conocimiento que suele alejarse de los problemas cotidianos, centrándose más en temas que muy pocos son capaces de comprender. Hay veces, sin embargo, que se preocupan por los asuntos terrenales pero, en muchas ocasiones, llegan tarde. No obstante, la filosofía se encuentra más cerca de lo que pensamos: en la propia literatura. Son muchos los libros que recogen entre sus páginas reflexiones filosóficas (por ejemplo, El nombre de la rosa, de Umberto Eco) que se alejan de ese canon más tradicional de ideas abstractas y argumentos muchas veces con cierto carácter ininteligible.

Uno de los temas que más discusión dentro del mundo filosóficos se refiere al concepto de Verdad. Son muchos los autores que reflexionan sobre él llegando a defender diversos argumentos que, a veces, se diferencia por pequeños detalles que pasan desapercibidos por muchos lectores. Frente a este tipo de conocimiento, podemos encontrar en la literatura del día a día reflexiones filosóficas sobre la verdad que no se alejan de lo cotidiano, que son más cercanas a todos nosotros y que muestran que la filosofía también puede ser cercana.

A continuación, se recogen una serie de fragmentos de obras donde nos encontramos reflexiones sobre la verdad que se alejan de los argumentos más académicos y complejos, pero que nos permiten reflexionar sobre ella y extraer nuestros propios pensamientos y conclusiones. Las dos obras que sirven como punto de referencia son la citada El nombre de la rosa y la novela Un monstruo viene a verme, de Patrick Ness:

Tal es la fuerza de la verdad, que, como la bondad, se difunde por sí misma.

ECO, U. (1992). El nombre de la rosa. Barcelona: RBA, p. 24.

Huye, Adso, de los profetas y de los que están dispuestos a morir por la verdad, porque suelen provocar también la muerte de muchos otros, a menudo antes que la propia, y a veces en lugar de la propia. […] Quizá la tarea del que ama a los hombres consista en lograr que éstos se rían de la verdad, lograr que la verdad ría, porque la única verdad consiste en aprender a liberarnos de la insana pasión por la verdad.

ECO, U. (1992). El nombre de la rosa. Barcelona: RBA, p. 463.

Muchas cosas que son verdad parecen falsas.

NESS, P. (2016). Un monstruo viene a verme. Barcelona: Nube de Tinta, p. 73.

– Las historias son importante – dijo el monstruo -. Pueden ser más importantes que cualquier otra cosa. Si portan la verdad.

NESS, P. (2016). Un monstruo viene a verme. Barcelona: Nube de Tinta, p. 144.

 

Cada uno de los fragmentos anteriores nos permiten reflexionar sobre la Verdad, ver cómo ésta muchas veces se camufla en las propias historias o cómo se desarrolla y se difunde como, por ejemplo, la bondad, floreciendo siempre. Asimismo, se puede observar cómo el hombre puede hacer uso de la misma, convirtiéndose en esclavos de ella en muchas ocasiones y haciendo todo lo posible para preservarla y difundirla, sin importar los medios ni las consecuencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s