Agustín de Hipona: El pueblo

La empresa del pueblo es el Estado. Esta sentencia la recoge Agustín de Hipona en el capítulo XXI de La ciudad de Dios basándose en un escrito de Escipión. Para llegar a semejante conclusión el general romano se apoya en los preceptos ciceronianos que afirman, según recoge el pensador premedieval, que el pueblo está formado por “una multitud reunida en sociedad por la adopción en común acuerdo de un derecho y por la comunión de intereses”. El eje fundamental sobre el que se asienta la comunidad, como se puede observar, es la ley pero ésta debe estar siempre acompañada de la justicia, entendida por el filósofo cristiano como “la virtud que da a cada cosa lo suyo”, como recoge más adelante en dicha obra.

Sigue leyendo

Anuncios