Compra y posesión de armas en Estados Unidos

El derecho a la posesión de armas es aquel que refleja el derecho a la tenencia, uso y transporte de armas, ya sea para bienes defensivos, deportivos, para escolta o para cualquier otro uso, siempre que no se perjudiquen otras actividades legales. Generalmente, este derecho se asocia con los Estados Unidos, un país donde la tenencia de armas tiene muy pocas o escasas regulaciones legislativas. En este país, casi a diario, mueren personas por su uso. ¿Debería, por tanto, limitarse o controlarse su utilización? Y, por otro lado, ¿podría ser este conflicto exclusivo de la sociedad americana o también podría ocurrir en otros sitios? ¿Existe el poder en estas situaciones?

En base a este derecho fundamental de las personas, podría deducirse que este conflicto sería posible en cualquier lugar, siempre que hubiera un motivo para que el poseedor del arma la usara con estos fines. Mayoritariamente, en Estados Unidos, se utilizan contra el colectivo afroamericano o en institutos de educación secundaria, tal como se observa frecuentemente en las noticias. Si estos sentimientos no se canalizan ni se controlan y llegan a la radicalización, podrían llegar a producirse conflictos graves. Es el caso de aquellas organizaciones que se encargan de captar jóvenes en riesgo de exclusión social o débiles (psicológicamente hablando, ya sea por problemas familiares, en los centros educativos, en su entorno social, etc.). Sin embargo, lo más llamativo de estos casos es que casi la totalidad de los crímenes los cometen menores de edad. Como ya se ha explicado, en este país no existe un control estricto sobre la tenencia de armas en casa, por lo que muchos de estos jóvenes tienen acceso a ellas a través de padres, familiares o, incluso, por ellos mismos, ya que no es raro encontrar casos en los que las familias deciden regalarlas en cumpleaños o fiestas de graduación.

En la actualidad, están surgiendo muchos movimientos ciudadanos que piden la restricción en la tenencia y uso de armas, pues el país está registrando en este 2018 los peores datos de su historia en cuanto a asesinatos con armas de fuego (casi 2000 personas en lo que va de año). Sin embargo, Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos, no está muy a favor de esta propuesta, pues únicamente ha hablado “de lo mucho que lamenta las muertes de estas personas”, pero nunca de una política firme ante el problema. No hay que olvidar que en este país se venden más de siete millones de armas al año, lo que hace que haya más armas que habitantes.

Por otro lado, esta situación no podría tener lugar en España o en otros países europeos tan fácilmente, ya que, en primer lugar, una persona menor de edad tiene prohibida la compra de estos artefactos. Por otro lado, no es tan común que los padres o las familias tengan armas en casa y, de ser así, su uso no está tan regulado o normalizado.

Para concluir, podríamos decir que la solución a estos conflictos pasaría, en primer lugar, por la regularización de la tenencia y el uso de armas. Posteriormente, sería importante educar principalmente a los jóvenes en la igualdad y el diálogo y no en la violencia, la superioridad, la exaltación y la radicalización de lo propio o la persuasión. Sin embargo, este cambio sería difícil en sociedades como la americana, donde resaltan valores como el patriotismo y la defensa de lo propio. La resolución no pasaría únicamente por educar a las nuevas generaciones, sino por reeducar a las más mayores y, sin ninguna duda, esto es algo mucho más complicado.

Anuncios

Ética y democracia: Búsqueda de un lenguaje común para la dignidad humana

Introducción

En un mundo globalizado como el actual, en el que vivimos, hace falta una ética global que haga de la vida humana una existencia digna. Esto es lo que defiende en términos generales la filósofa española Amelia Valcárcel en su libro Ética para un mundo global. Una apuesta por el humanismo frente al fanatismo. A través de las siguientes páginas se muestra este planteamiento y se explica en qué consiste. Para ello, la exposición se centra, fundamentalmente, en los argumentos recogidos en dos capítulos: “II. Derechos Humanos: la tabla de mínimos” y “III. Moral y cultura de la democracia o la democracia como pedagogía”. Además, se realizan numerosas referencias a otras obras de la propia autora y de otros filósofos para completar el contenido.

Para Valcárcel términos como el de “tolerancia” o el de “compasión” serán fundamentales a la hora de desarrollar su argumento que girará, principalmente, en torno a la Declaración Universal de Derechos Humanos y en la defensa de una sociedad democrática. Nos encontraremos respuestas a preguntas como, por ejemplo, ¿por qué es necesario una ética global? ¿Por qué la democracia garantizaría una ética global? ¿Qué es para la autora una democracia? Todas ellas permitirán al lector acercarse al objetivo de la exposición: ver la ética y la democracia como un lenguaje común que garantice la dignidad humana.

Sigue leyendo

“Feminismos europeos, 1700-1950. Una historia política”, de Karen Offen

OFFEN, Karen. Feminismos europeos, 1700-1950. Una historia política. Tres Cantos (Madrid): Akal, 2015.

Son muchos los autores que defienden una lectura de la historia mucho más crítica que sea capaz de sacar del olvido todos aquellos planteamientos y sujetos que han sido abandonados en cajones oscuros, permitiendo de este modo una reescritura de la misma con un carácter más objetivo. En este campo, una de las luchas más invisibles es la feminista que, poco a poco, está siendo rescatada gracias a libros como este y el empeño de muchas autoras

La obra es la traducción de la publicación European Feminisms, 1700-1950. A Political History que salió a la luz en el 2000. La autora, la historiadora y académica independiente Karen Offen, está afiliada al Instituto de Investigación de Género Michelle R. Clayman de la Universidad de Stanford. En el libro nos encontramos una descripción de aquellos movimientos políticos, sociales, culturales, que tuvieron gran repercusión en el feminismo desde el siglo XVIII hasta la primera mitad del siglo XX. Para ello, la autora no se centra en un determinado país o región, sino que introduce al lector en las diferentes problemáticas que surgieron en distintos Estados europeos a lo largo de esos, aproximadamente, doscientos cincuenta años. Aun así, Offen tomará Francia como el punto central de la exposición al entender que todos los movimientos giran en torno al pensamiento surgido en este país.

Sigue leyendo

La desobediencia civil como garante del contrato social y la justicia: una visión a partir de John Rawls

John Rawls en “La justificación de la desobediencia civil”, que se encuentra dentro de la compilación Justicia como equidad, fundamenta la desobediencia civil dentro de un régimen democrático constitucional con el fin de mostrar qué condiciones tendría que seguir el ciudadano a la hora de oponerse de forma adecuada a la autoridad que se ha establecido legalmente en la sociedad. Para mostrarnos todo lo anterior, primero expone cómo surge dicha sociedad siguiendo la tradición contractualista de autores como Hobbes, Locke o Rousseau aunque plantea su propia doctrina del contrato social.

Al igual que sus antecesores en la corriente contractualista, Rawls expone una hipotética posición original donde “las personas tienen iguales poderes y derechos”[1], la misma libertad. Este hecho permitiría a todos aquellos que se encuentren en dicha situación imaginaria establecer los arreglos sociales –las instituciones– y los principios de justicia que asignan y aseguran los derechos y libertades. A partir de ahí, según el autor, todos los acuerdos entre los hombres serán considerados justos o injustos según estén o no establecidos en relación con los principios elegidos en la posición original. Todo esto nos proporciona una base satisfactoria a la hora de establecernos en sociedad. La pregunta que podríamos hacernos es ¿qué garantiza que lleguemos a un acuerdo –establecer el contrato social– en ese supuesto?

Sigue leyendo

¿Estamos violando los Derechos Humanos de los pobres?

¿Estamos violando los Derechos Humanos de los pobres del mundo? Sí. Esta es la respuesta que mantiene, y defiende, Thomas Pogge en el libro que lleva por título la pregunta anterior. Sin embargo, no solo contesta afirmativamente tiendo en cuenta numerosos datos, sino que aporta propuestas para solventar ese déficit de DD. HH. que critica en su obra. A continuación se exponen los puntos principales que podemos encontrarnos en el breve ensayo.

INTRODUCCIÓN

¿Qué es una violación de los DD. HH.?

Una violación de los DD. HH. sería un incumplimiento de los mismos y una relación causal por parte de los seres humanos. Se refiere tanto a la violación interaccional (llevada a cabo por agentes humanos) como a la institucional (imposición de arreglos institucionales por agentes humanos). Es decir, una violación de un derecho humano sería un crimen cometido activamente por agentes humanos.

Podríamos preguntarnos, a partir de lo dicho, si ¿un incumplimiento es igual a una violación? Un incumplimiento de un derecho humano pone de manifiesto una violación del mismo solo si hay uno o más agentes que están provocando el incumplimiento del derecho humano en cuestión, incluso cuando podían o deberían haber sabido que su conducta tendría ese resultado.

Sigue leyendo