¿Volver al pasado?

Refugiados. Son muchas las personas que se ven obligadas a recorrer miles de kilómetros a causa de un conflicto armado que, en un altísimo porcentaje, no han provocado.

En plena oleada de marchas hacia Europa, son muchas las voces que se alzan contra las políticas invasoras llevadas a cabo por nuestros gobernantes. Sin embargo, son muchas otras las que repudian el carácter solidario y humano que mostramos muchos de nosotros hacia los refugiados; por ejemplo, véanse las declaraciones llevadas a cabo por el primer ministro húngaro[1]. Ante estas afirmaciones y políticas, cabe preguntarse dónde está la Declaración Universal de Derechos Humanos o, simplemente, la capacidad de empatía que debería caracterizar al ser humano por el simple hecho de serlo y que tendría que conllevar la defensa de la dignidad humana, sea de quien sea.

Sigue leyendo

Anuncios