“Las reglas del método sociológico”, de E. Durkheim

DURKHEIM, E., Las reglas del método sociológico. México D. F.: FCE, 1986.

***

Introducción a Émile Durkheim y su contexto[1]

Émile Durkheim nace en Épinal un 15 de abril de 1858 en el seno de una familia judía donde existían antepasados rabinos. Tras una infancia en la que se vio reprimido debido a una concepción de la vida seria y austera influida por sus progenitores, ingresa en la Escuela Normal Superior en 1879, tras dos intentos fallidos. En esta institución de enseñanza, que se podría tachar de internado de intelectuales, rompe definitivamente con el judaísmo debido a la íntima amistad mantenida, entre otros, con J. Jaurés y Henri Bergson. Durante sus enseñanzas aprendió que la filosofía debe acabar en una práctica política y social, y comprendió –debido a la influencia del historiador Fustel de Coulanges– que el rigor en el método de análisis de las ciencias tiene que ser un deber moral[2]. Tras su paso por la Escuela Normal Superior, obtiene la agregaduría en 1882.

En 1887 se casa con Louise Dreyfus –con la que tendrá dos hijos: Marie y Anduve– y se muda a Burdeos. En esta ciudad estará durante quince años, siendo éstos los más productivos y durante los cuales escribirá obras como La división del trabajo (1893), Las reglas del método sociológico (1895) y El suicidio (1897). Durante estos años impartirá numerosas conferencias que serán consideradas de una claridad insuperable y numerosos cursos públicos sobre ciencias sociales donde expondrá sus ideas fundamentales y su desarrollo y el pensamiento de autores como Aristóteles y Hobbes.

Tras su estancia en Burdeos, se traslada a París en 1902 donde fundará la revista L’Année Sociologique y donde comenzará a impartir clases en la Universidad de la Sorbona. Allí convivirá con la sociología –aún no separada de la filosofía– popular de Europa y EE. UU. que tiene como autor principal a Herbet Spencer –considerado en Francia como el descendiente de Comte– y a sus obras The study of sociology y The principles of sociology. Como referencia académica, frente a este planteamiento de una sociología más sistemática, defenderá –hasta el día de su muerte en noviembre de 1917– que la sociología debía ser una ciencia autónoma, independiente, de la filosofía. De esta forma, en Las reglas del método sociológico expone su propio método, sus reglas y el propio objeto de estudio, de conocimiento, de esta nueva ciencia. Desde entonces será considerado, junto a Karl Marx y Max Weber, como uno de los fundadores principales de la sociología.

Sigue leyendo

Anuncios